ECOGRAFIA CONVENCIONAL





INTRODUCION


La ecografía ha sido la técnica que ha permitido penetrar en la intimidad de la estructura del tiroides. Los equipos son relativamente económicos, para lo que suponen las inversiones en tecnología de diagnóstico médico, no requiere ningún tipo de instalación especial es cómoda para el paciente y de fácil realización. La interpretación depende de la experiencia.

FUNDAMENTOS DE LA ECOGRAFIA.-

Las propiedades de los ultrasonidos ya se conocían desde la segunda guerra mundial. Es el mismo principio del sonar que se desarrolló para la detección de los submarinos. Los sonidos se propagan muy bien en medio líquido, las ballenas y los delfines se comunican a kilómetros de distancia, y se reflejan cuando encuentran algun obstáculo. Pero la banda de sonidos es muy amplia, los hay mas graves y mas agudos, la diferencia entre unos y otros es la "frecuencia". El oído humano está preparado para oír solo una porción del espectro sónico, los subsónicos (de muy baja frecuencia) o los "ultrasónicos" (de muy alta frecuencia) no los oye. El perro percibe una banda de frecuencia mayor que el hombre, por ese motivo ellos oyen el sonido del silbato para perros que es demasiado agudo para el oído del hombre.

Y eso es todo, la ecografía utiliza un haz ultrasónico de una cierta frecuencia que penetra muy bien los líquidos del organismo y se refleja en las distintas estructuras. Digamos que las estructuras mas superficiales y el tiroides es una de ellas precisan para su estudio haces ultrasónicos de mayor frecuencia que para el estudio de las estructuras profundas. El tiroides se ve muy bien en ultrasonido con sondas de 7.5 o 10 megahertzios (el hertzio es la unidad de frecuencia de sonido). Solo falta revelar un secreto: el ultrasonido atraviesa muy mal el aire, para eliminar el aire que queda entre la superficie de la sonda (así se llama el aparatito que el médico apoya sobre la piel ) y la piel, se pone un gel transmisor, que es esa crema un poco pastosa que siempre esta fría que le ponen en la piel al hacer la ecografía.

El estudio del tiroides debe de hacerse con sonda de 7.5 Mhz. y al menos 7 cm de longitud, ya que el tiroides debe de estudiarse con secciones longitudinales y transversales.

INFORMACION DE LA ECOGRAFIA EN EL ESTUDIO DEL TIROIDES.-

1.- Tamaño de la glándula-.

Durante muchos años hemos estado valorando el tamaño del tiroides en grados. Es la clasificación que aun recomienda la Organización Mundial de la Salud para valoraciones en estudios amplios de población en las campañas de erradicación del Bocio Endémico: Grado 0, no se palpa el tiroides; Grado I, se palpa; Grado II, se palpa y se ve; Grado III es una barbaridad. La verdad es que no se han calentado mucho la cabeza, pero puede hacer la valoración la propia maestra en la escuela, si es que hay escuela.

La ecografía nos permite medir con precisión de milímetros el tamaño de la glándula y si tenemos sus medidas en tres dimensiones tenemos su volumen. Es aplicar una formula.

La posibilidad de medir la glándula con precisión permite conocer exactamente la evolución de una Hiperplasia o un Bocio Difuso, ya no hay que medir el cuello con una cinta métrica. Si tenemos la medida del tiroides podemos valorar la evolución de una hiperplasia y el efecto de los tratamientos.

2.- Ecogenicidad .-

Llamamos ecogenicidad a la capacidad de los tejidos para reflejar el ultrasonido. Está en relación con la densidad y el contenido en agua o líquidos en general de los tejidos.

El tiroides es general puede ser de:

Ecogenicidad Normal.- El tiroides se diferencia muy bien de los tejidos adyacentes, ya que tiene una cápsula que lo rodea y tiene una ecoestructura uniforme.

Alta Ecogenicidad.- El tiroides aparece casi confundiéndose con los tejidos que lo rodean y de color claro. Es una imagen que indica que se trata de un tiroides muy denso y sugiere la presencia de un proceso fibroso.

Baja Ecogenicidad.- Glándula sensiblemente más oscura que el tejido adyacente ("tiroides negro") debido a un alto contenido en sangre. Es muy evidente en las situaciones hiperfuncionales y cuando existe una elevación de la TSH ya que esta hormona estimula al tiroides y ocasiona un aumento de las redes vasculares.

Ecogenicidad Heterogénea.- La imagen del tiroides resulta muy irregular con áreas de distinta ecogenicidad que están mal delimitadas. Se observa con frecuencia en las Hiperplasias Multinodulares de Pequeños Nódulos o en fase no muy evolucionada. Puede ser característica de estos procesos.

Imágenes Anecoicas.- Son áreas sin ecos. Zonas "negras" en la imagen (sobre papel o sobre placa) correspondientes a áreas de contenido líquido puro. Corresponden generalmente a zonas quísticas.

3.- Definición de Áreas Nodulares.-

Sin duda alguna la más importante aplicación de la ecografía en el estudio el Tiroides es el estudio de las áreas nodulares.

Hasta 1960 1965 valorábamos las áreas nodulares por palpación. En el tiroides podía haber un nódulo del tamaño de un guisante, de una avellana, de una nuez, de lo que a cada uno se le ocurría o con más precisión de "mas o menos" 3, 4, 5 cm. O había varios nódulos o múltiples nódulos.

En 1965, en algunos sitios un poco antes, en otros un poco después, dispusimos de la Gammagrafia. La gammagrafia fue un gran invento, aun hoy lo es, ya podamos saber si era un nódulo único o múltiple, si era "caliente" o era "frío" y no muchos más.

En 1980 1985 dispusimos de los primeros ecógrafos. Unos equipos bastante aparatosos que tuvimos que aprender a manejar y a valorar las imágenes, porque todo era nuevo. Ahora veíamos el tiroides "por dentro" y los nódulos eran quísticos o sólidos o mixtos, había muchas cosas. Desde 1990 los equipos de ecografía, como toda la tecnología electrónica se han ido haciendo más pequeños, más precisos y más económicos. Ahora hemos alcanzado un equilibrio.

La ecografía nos ha permitido el saber el tamaño, límites, naturaleza estructura, contenido, vascularización, etc. de los nódulos. Su número y su evolución. La descripción de cada uno de estos apartados desborda con mucho los límites de este pequeño libro y necesitaría 40 ó 50 páginas que son ya para especialistas.

Solo decirles que con la ecografía y la punción citológica con aguja fina, que se describe dentro de este mismo capítulo, el endocrinólogo dispone actualmente de datos de gran valor semiológico en el estudio e los Bocios Nodulares y a la vista de estos datos puede adoptar una postura conservadora y de control en muchos casos que antes finalizaban en manos del cirujano.



[ Volver ][ Siguiente ]


Teo F. Atienza